El cuidado postcosecha garantiza un incremento de la calidad hortofrutícola

20/08/2020.- El cuidado postcosecha garantiza un incremento de la calidad hortofrutícola. Este tratamiento permitirá salvar el 20% de frutas y hortalizas que acaban desechadas.

La Voz de Almería- Este tratamiento permitirá salvar el 20% de frutas y hortalizas que acaban desechadas. El 16% de los alimentos terminan en la basura.

Según datos publicados por la Organización de la Naciones Unidad para la Alimentación y la Agricultura (FAO) el 16% de alimentos terminan en la basura en Europa, más del 20% de esos alimentos son frutas y hortalizas. Los puntos críticos donde más producto en desechado es en el transporte, almacenamiento y distribución y elaboración y envasado. Se trata de puntos críticos que, por el tipo de producto referido, se deben de controlar, estableciéndose estrategias para la óptima conservación, evitando así el aumento de este porcentaje. Desde el Área de Tecnología de Postcosecha del Centro Tecnológico Tecnova se estudian diferentes tecnologías para el tratamiento postcosecha de frutas y hortalizas que puedan ser implantadas en las diferentes etapas que atraviesa el producto desde que es cosechado hasta que llega al consumidor final.

Para poder ofrecer al consumidor final un producto de calidad es necesario trabajar, desde la pre a la postcosecha.

La calidad es el sello diferenciador entre la producción hortofrutícola actual, acompañada de la seguridad alimentaria. Para poder ofrecer al consumidor final un producto de calidad es necesario trabajar, desde la pre a la postcosecha, y cuidar los diferentes parámetros que afectan a la vida útil de las frutas y hortalizas. En la etapa de postcosecha existen herramientas y procedimientos que pueden ayudar a mantener la calidad de nuestros productos, pero también es una etapa a la cual no se le presta demasiada atención y que puede marcar una diferencia en el producto. Cuidando ciertos puntos clave como son el lavado, la desinfección, clasificación, empaque, almacenamiento y distribución. En el ámbito de la aplicación de tecnologías postcosecha, en Tecnova, se estudian los diferentes métodos de envasado con atmósferas modificadas, tanto activas (inyección de gas) como pasiva (con la selección de films de envasado con permeabilidad específica para la creación de atmósferas pasivas en equilibrio).

Además, también se investiga la efectividad de tecnologías limpias para la higienización de los frutos, puestas en marcha por Tecnova dentro de dos líneas: tratamientos físicos (Luz Ultravioleta, Ultrasonido o tratamiento térmico suave); y tratamientos químicos, como uso de ácidos orgánicos, extractos vegetales o especies reactivas al oxígeno. El estudio y selección de la estrategia y parámetros de tratamiento más adecuados para cada producto se lleva a cabo mediante el análisis de parámetros cuantitativos de calidad como la pérdida de peso durante el almacenamiento, color, firmeza, sólidos solubles totales, acidez titulable, vitaminas, azúcares, ácidos y fenoles, entre otros. De este modo, se puede estimar el carácter perecedero y vida útil del fruto. A través de proyectos, como el llevado a cabo desde el Área de Tecnología de Postcosecha, Tecnova realiza un estudio de viabilidad de metodologías basadas en tecnologías limpias para la mejora del sabor y calidad integral de la papaya, cultivada en climas mediterráneos.

En el estudio se investigan las estrategias idóneas para el acondicionamiento y almacenamiento de la papaya bajo distintas condiciones, además del efecto de la aplicación de tecnologías limpias disponibles para garantizar una óptima calidad, sabor y vida útil del fruto.

Fuente: https://www.lavozdealmeria.com/