Vehículos agrícolas toman Almería en una nueva protesta

18/01/2020.-Buenas noticias: el ‘general invierno’ llega para poner orden en los precios agrícolas.Mercados agrarios Pepino, calabacín o berenjena sube. El tomate sigue penalizado por Marruecos.

Tras la gran movilización y jornada de paro que vivió el campo el pasado mes de noviembre, en la que se puso en marcha, en unidad de acción, una campaña de movilizaciones comandada por agricultores y empresarios de la comercialización, representados por las organizaciones agrarias Asaja, Coag y UPA; y las asociaciones del comercio Coexphal y Ecohal Andalucía, el campo volvió a gritar ayer en la capital que necesitan urgentemente medidas y apoyo de las administraciones para salir de la crisis estructural que padece el sector hortofrutícola, pero que es extensiva al resto de actividades agrarias de todo el territorio nacional.

Más de tres centenares de vehículos llegados del campo, entre camiones, furgonetas y utilitarios llegaron a la capital llegadas las 12 horas. Dos fueron los puntos de concentración desde los que partieron los vehículos hacia Almería;las cercanías de la cooperativa CASI y el Polígono La Redonda (El Ejido). Desde allí, sin incidencias, con un tráfico fluido llegaron hasta las instalaciones del Puerto de Almería, donde los representantes de Asaja, Coag UPA, Coexphal y Ecohal Andalucía, llevaron a cabo una intervención ante los productores allí concentrados.

El 19 de noviembre «quedó claro que el sector hortofrutícola atraviesa una crisis estructural, con el paro agrícola y la manifestación que tuvo lugar por las calles de Almería y que concentró a alrededor de 15.000 personas», comentó Juan Antonio González, presidente de Coexphal. Pero, pasaron ya algunos meses, «y sobre nuestras reivindicaciones no se ha hecho nada por parte de las administraciones competentes». Por ello, dijo González, «volvemos a salir a la calle pacíficamente, pero la paciencia se agota».

Este sector atraviesa uno de sus peores momentos. Vende a los mismos precios que hace 40 años. Pero asume costes que año tras año son más elevados. Todo ello desemboca en una crisis estructural que requiere de actuaciones determinantes por parte de gobernantes, a los que reprochan «haber olvidado al campo, a las explotaciones familiares, a la economía que realmente fija la población en el medio rural, y a la sociedad, en general, que depende del trabajo de productores y empresas agroalimentarias».

Todas las miradas están puestas en el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, al que además de reprochar su falta de implicación en las tareas que le demanda el sector en función del puesto que tiene, también lamentan que el ministro «tenga una venda puesta en los ojos y además esté de espaldas al campo, al almeriense y al español en general», dijo Andrés Góngora, secretario provincial de Coag Almería y responsable de frutas y hortalizas a nivel estatal. Por ello, responsabilizan a Planas de la falta de acción política que está sumiendo cada vez más a este sector dentro de la crisis que atraviesa.

Las organizaciones convocantes no cambian un ápice sus reivindicaciones (gestión de crisis de mercado, control a productos terceros, medidas en relación a precios, evaluación de costes, etcétera). En ello, no cesarán hasta ser atendidas.

Control de las importaciones

Uno de los ejes sobre los que se mueve la campaña de movilizaciones es la falta de control de las importaciones de productos hortofrutícolas de terceros países en la Unión Europea. Sobre esta cuestión fueron críticos todos los representantes de las organizaciones agrarias y asociaciones del comercio hortofrutícola, quienes demandaron al Ministerio de Agricultura información sobre el pago arancelario que deben ejercer sobre el producto que entre en la UE fuera del contingente establecido, y «seguimos sin tener respuesta», comentó Andrés Góngora, secretario provincial de Coag.

En la pasada campaña, Marruecos tenía autorizadas para su comercialización en territorio de la Unión Europea, 320.000 toneladas de tomate libres de arancel. Los datos ofrecidos por la Comisión Europea ponen de manifiesto que en total entraron en el dominio comunitario 450.000 toneladas de tomate procedentes de Marruecos. Por tanto, 130.000 toneladas por encima del contingente autorizado, que deberían haber estado sujetas a tasas arancelarias y derechos de aduana. «Lo que pedimos es que nos aclaren si se han pagado y quién las ha cobrado», matizó Andrés Góngora.

Para el secretario provincial de Coag es «muy importante» que el ministro de Agricultura «diga algo sobre las importaciones de productos hortofrutícolas».

El sector le lleva solicitando un tiempo –encontrando el silencio por respuesta- que ofrezca datos concretos sobre el pago de las tasas arancelarias que los exportadores de terceros deben de abonar cuando el contingente establecido en el Acuerdo entre la Unión Europea y Marruecos se supera. Para Góngora, «debería ser sumamente sencillo para la Administración central el ofrecer este tipo de información».

Por su parte, Pascual Soler, presiente de Asaja Almería habló de que «hay que declarar la guerra comercial al Ministerio, que no está haciendo» ya que a su juicio «debe defender y respetar los acuerdos, pero también exigir en la Unión Europea ese respeto». Por ello, «tiene que trabajar y ayudarnos a salir de esta crisis. No se puede permitir que hable de innovación y apertura de nuevos mercados. Debería tener vergüenza y no indicarnos que busquemos nuevos mercados a la misma vez que desde el Gobierno permiten la entrada de producto de terceros países sin control», dijo Soler.

«Traidores del sector»

Góngora fue crítico con productores de la provincia que están cultivando género en Marruecos. Los llamó «canallas», al considerar que son «traidores del campo almeriense», aunque ellos, dijo «se hagan pasar por agricultores almerienses y realmente, viendo lo que hacen no lo son». Algunos «están muy cerquita» y «vamos a trabajar para señalarlos», aseguró el secretario provincial de Coag y responsable de la sectorial hortofrutícola.

Fuente: https://www.ideal.es