Holanda y España bajan la venta de tomate en la UE, y Marruecos sube cada campaña

04/10/2019.- En las últimas 8 campañas España ha bajado un -9’61% la venta de sus tomates en la UE, desde los 1.414’73 millones de kilos que vendió en la campaña 2011/2014 a los 1.278’69 en la 2018/2019. Holanda las ha reducido en un -5’82% de 1.527’5 en la 2011/2012 a 1.438’64 en la 2018/2019 y Marruecos las ha incrementado un 31’42%, desde los 567’2 millones de kilos en la 2011/2012 a los 745’44 en la 2018/2019.

Hortoinfo.- Holanda y España vienen reduciendo sus ventas de tomate en la Unión Europea (UE) campaña tras campaña, mientras van creciendo constantemente las importaciones de esa hortaliza desde Marruecos, según se desprende de los datos que ha elaborado Hortoinfo procedentes del servicio estadístico Euroestacom (Icex-Eurostat), correspondientes al periodo comprendido entre el 1 de agosto y el 31 de julio de cada campaña.

En las últimas 8 campañas España ha bajado un -9’61% la venta de sus tomates en la UE, desde los 1.414’73 millones de kilos que vendió en la campaña 2011/2014 a los 1.278’69 en la 2018/2019. Holanda ha reducido sus ventas en un -5’82% desde los 1.527’5 en la 2011/2012 a los 1.438’64 millones de kilos que vendió en la 2018/2019 y Marruecos las ha incrementado un 31’42%, desde los 567’2 millones de kilos vendidos en la UE en la campaña 2011/2012 a los 745’44 millones de kilos que ha vendido en la UE en la campaña que acaba de terminar, la 2018/2019.

El volumen total de tomate comprado por la UE en la última campaña ha sido de 4.880’6 millones de kilos por un valor de 6.478’41 millones de euros y un precio medio de 1’327 euros por kilo. De ese volumen Holanda ha suministrado el 29’48 por ciento, España el 26’2 y Marruecos el 15’27 por ciento, los tres principales proveedores de tomate a los Estados miembros de la UE.

Holanda es el mayor proveedor mundial de tomate a la UE, ya que durante esta última campaña le ha vendido 1.438’64 millones de kilos por un valor de 2.181’24 millones de euros, cobrándolos a un precio medio de 1’516 euros por kilo, el precio más alto de los tres grandes proveedores, un 12’33 por ciento más caros que España y un 31’94 por ciento más caro que Marruecos.

España es el segundo proveedor de tomate a la Unión Europea a corta distancia de Holanda, con un volumen de 1.278’69 millones de kilos por un valor de 1.699’51 millones de euros y un precio medio de 1’329 euros por kilo, un 15’66 por ciento más caros que los tomates vendidos por Marruecos.

El tercer proveedor de tomate a la UE por volumen ha sido precisamente Marruecos, al vender 745’44 millones de kilos por un valor de 856’25 millones de euros, a un precio medio de 1’149 euros por kilo.

La cuarta posición entre los países que suministran tomate en la UE la ha ocupado Francia con 285’08 millones de kilos, 382’59 millones de euros y un precio medio de 1’342 euros por kilo.

Alemania cierra el quinteto de los países que más tomate venden en la UE, con un volumen en la campaña 2018/2019 de 181’29 millones de kilos, 334’33 millones de euros y un precio medio de 1’844 euros por kilo.

Turquía, que tantos problemas está ocasionando al generar multitud de alertas sanitarias por exceso de pesticidas en sus hortalizas, ha vendido en la campaña a la UE un total de 164’6 millones de kilos de tomate por un valor de 155’78 millones de euros, vendidos al precio medio de 0’946 euros por kilo

Fuente: http://www.hortoinfo.es