Agrobío constata la eficacia contra Tuta de la suelta en semillero con máquina

07/10/2019.- La empresa almeriense de control biológico desarrolla nuevas ideas para mejorar sus productos.

Agrobío, la reconocida empresa almeriense con amplia experiencia en el control biológico de las plagas en los cultivos de invernadero, es consciente de las necesidades del sector agrícola. La demanda de productos hortofrutícolas sin residuos se ha convertido en un acicate para la búsqueda de soluciones biológicas, adaptadas a los cultivos y las infraestructuras

Agrobío ha sido pionera en establecer la estrategia de alimentación con ácaros presa sobre las plantas, consiguiendo establecer altas poblaciones de esto depredadores beneficiosos en cultivos sin polen.

Esta técnica de alimentación con ácaros presa, patentada por Agrobío, ha permitido implementar el control biológico en cucurbitáceas, como el pepino y el calabacín, consiguiendo una mayor eficacia en control de plagas como trips, mosca blanca y araña roja. La citada estrategia ha abierto posibilidades en otros cultivos donde el establecimiento de los ácaros depredadores no era posible, como los ornamentales o el tomate.

Agrobío también ha apostado decididamente por la mejora de sus producciones de insectos y ácaros, para ofrecer productos de alta calidad que aseguren un control eficaz de las plagas.

Desde el Departamento de Investigación y Desarrollo se viene trabajando en la selección de enemigos naturales y en la optimización de las dietas para optimizar su cría en masa.

Además, la empresa almeriense líder en control biológico, está abordando nuevos proyectos para optimizar los procesos de suelta. Entre ellos destaca el desarrollo de maquinaria para facilitar la suelta mecanizada de los depredadores en el cultivo. Así, el agricultor puede liberar los ácaros en el cultivo de forma más rápida y con una distribución más uniforme en la planta. Estas herramientas no solo facilitan las sueltas de enemigos naturales en invernaderos hortícolas, sino que también están promoviendo líneas de trabajo en viveros, semilleros, ornamentales y cultivos poco accesibles, como son frutales o extensivos. .

Agrobío ha constatado que este sistema ha sido un éxito rotundo la instalación de Nesidiocoris esta campaña desde semillero. La prueba evidente es la aparición en el invernadero de las nuevas generaciones a los pocos días del trasplante de tomate.

La máquina lanzada por Agrobío, forma parte de una estrategia de control biológico fundamental para combatir la Tuta absoluta y generalizar las sueltas de auxiliares. De esta forma el cultivo estará bioprotegido oincidiendo con uno de los momentos más vulnerables, como es el trasplante.

El éxito de esta estrategia ha generado evidentes resultados en los cultivos de tomate trasplantados en agosto, en los que la incidencia de Tuta está siendo mucho menor que en la campaña pasada.

Fuente: http://www.lavozdealmeria.es