España gastó de enero a abril 1.100 millones de euros en importar hortalizas y frutas

Esa cifra supone un crecimiento del 12 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior. El mayor crecimiento en el gasto se produjo en la importación de hortalizas con un incremento del 31 por ciento, destacando las patatas (+107%), el tomate (+25%) y el pimiento (+12%). Desde el sector preocupa ese aumento de importaciones en un periodo de máxima producción de los mismos productos en España, que influye negativamente en el mercado.

España importó en los cuatro primeros meses del año frutas y hortalizas por valor de 1.100 millones de euros, un 12 por ciento más que en el mismo periodo de 2018.

Así lo indican los últimos datos actualizados por el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Tributaria, y que ha elaborado la Federación Española de Asociaciones de Productores Exportadores de Frutas, Hortalizas, Flores y Plantas vivas (FEPEX).

El volumen de las hortalizas y frutas importadas por España entre el 1 de enero y el 30 de abril fue de 1.200 millones de kilos, un 6 por ciento más que en el primer cuatrimestre de 2018.

El mayor crecimiento de las importaciones se produjo en las hortalizas con un 31 por ciento más en valor, totalizando 399 millones de euros, y un volumen de 644’66 millones de kilos (+5%), destacando la patata con 152,5 millones de euros (+107%) y 408 millones de kilos (+6%), el tomate, con 43,5 millones de euros, (+ 25%) y 45’67 millones de kilos (+32%) y el pimiento con 31,2 millones de euros (+12%) y 31’52 millones de kilos (+15%).

El valor de la importación española de frutas creció un 4 por ciento totalizando 701 millones de euros, con un volumen de 584’19 millones de kilos (+7%), destacando el crecimiento de los frutos rojos como frambuesa con 102 millones de euros (+3,5%) y 14’94 millones de kilos (+23%) y arándano, con 66 millones de euros (+39%) y 11’61 millones de kilos (+63%).

Los cuatro meses analizados han registrado crecimientos notables del valor de la importación, que fue del 26 por ciento en enero totalizando 257 millones de euros, del 12 por ciento en febrero con 250 millones de euros, del 9 por ciento en marzo totalizando 296 millones de euros y del 6 por ciento en abril con 256,5 millones de euros.

Para FEPEX, preocupa el comportamiento de las importaciones de determinadas frutas y hortalizas en un periodo de máxima producción de los mismos productos en España, con un impacto muy negativo sobre la situación de los mercados en origen.

En el caso del tomate, con un crecimiento de la importación del 32 por ciento en volumen y del 25 por ciento en valor en el periodo analizado y siendo Marruecos el principal proveedor, se está falseando el origen de Marruecos de un fuerte volumen de producto importado de ese país, según la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (COEXPHAL), asociación que ha requerido un plan de inspección para corregir esta práctica fraudulenta en la comercialización de tomate almeriense.