Los españoles comen más hortalizas y menos fruta, aumentando el gasto

Entre el 1 de enero y el 31 de agosto los españoles han aumentado el consumo de hortalizas en un 2’5 por ciento con respecto al mismo periodo de 2017, bajando un -3% el de fruta y un -4% las patatas. El consumo per cápita se sitúa en 167 kilos, de los que 90,3 kilos corresponden a frutas, 56,2 kilos a hortalizas y 20,5 kilos a patata.

Los españoles han aumentado en un 2’5 por ciento el consumo de hortalizas en sus hogares entre el 1 de enero y el 31 de agosto de 2018 con respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos del Panel de Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Sin embargo el consumo de fruta ha tenido un comportamiento contrario al de hortalizas, bajando un 3 por ciento. Los españoles también han comido menos patatas, lo que se ha traducido en una caída en el consumo de este tubérculo de un -4 por ciento. En general, el consumo del grupo de frutas y hortalizas ha descendido en el periodo analizado en un -1 por ciento, con un volumen de 5.155 millones de kilos.

El volumen total de hortalizas (excluida la patata) que los españoles han consumido en sus casas en los ocho primeros meses del año ha sido de 1.746 millones de kilos, destacando el mayor consumo de tomates, con 409 millones de kilos (+1,8%), cebollas con 214 millones de kilos (+1%) y pimientos con 144 millones de euros (+6%).

En cuanto a las frutas el volumen consumido ha sido de 2.795 millones de kilos, con descensos de un amplio abanico de frutas como naranja (-1%), manzana (-8%), melón (-2,6%), sandía (-11,5%), y las frutas de hueso, con un 15% menos en el caso del melocotón, un 2,5% menos en albaricoque y un 27% en ciruela. También retrocede la uva, el kiwi y el limón. Crecen mandarina, plátano, cereza y fresa.

El consumo de patata ha sido de 614 millones de kilos.

El gasto ha crecido en el conjunto del sector hortofrutícola, con un 3% más y 7.823 millones de euros.

En frutas los españoles han gastado un 4,2 por ciento más, totalizando 4.296 millones de euros.

En hortalizas el gasto ha crecido un 2 por ciento, situándose en 3.064 millones de euros, mientras que en patata ha retrocedido hasta 463 millones de euros (-3%).

El consumo per cápita se sitúa en 167 kilos, de los que 90,3 kilos corresponden a frutas, 56,2 kilos a hortalizas y 20,5 kilos a patata.

El descenso global del consumo de frutas y hortalizas es una constante de los últimos años, lo que genera preocupación en el sector agrupado en FEPEX.

Los últimos datos se enmarcan dentro de un descenso generalizado de la demanda de alimentos en los hogares. Según las últimas cifras del Panel del Consumo Alimentario del Ministerio de Agricultura, que analizan el año móvil entre septiembre de 2017 y agosto de 2018, los hogares compraron un 0,3% menos de alimentos mientras que el gasto creció un 1,9%.