Almería, referente mediterráneo en la gestión integrada de plagas bajo plástico

Almería, referente mediterráneo en la gestión integrada de plagas bajo plástico
Almería, referente mediterráneo en la gestión integrada de plagas bajo plástico
Cajamar publica un manual de más de 400 páginas que sitúa a la provincia como ejemplo de las buenas prácticas para minimizar el impacto del uso de los fitosanitarios en el entorno.

"La sociedad europea es cada vez más exigente en lo que respecta a la calidad de los alimentos que consume, y sensible a todo lo que se relaciona con las prácticas agrícolas que pueden afectar al ambiente. En consecuencia, los productores deben ser capaces de garantizar que sus procesos productivos sean respetuosos con el ambiente y los trabajadores, a la vez que las técnicas agrícolas que utilizan proporcionen unos alimentos de calidad y libres de residuos que puedan afectar a la salud de los consumidores. A este respecto, la utilización responsable y eficiente de lo productos fitosanitarios es de importancia primordial, para conseguir estos objetivos minimizando el efecto sobre el medioambiente".

Así arranca el resumen del libro 'Gestión integrada de invernaderos en el área mediterránea', que acaba de publicar Cajamar dentro de sus monografías, y que realiza una profunda radiografía sobre el control de plagas en los cultivos intensivos del área mediterránea.

La ECPA promueve una agricultura europea sostenible en respuesta a los consumidores

La obra, que cuenta con más de 400 páginas y está coordinada por los técnicos de la 'casa' (Cajamar) Juan Carlos Gázquez y José Luis Racero, explica que la formación es uno de los elementos básicos en los que se apoya el desarrollo la agricultura intensiva bajo plástico. Este tipo de agricultura es muy dinámica y presenta un elevado grado de profesionalización; por ello, tanto los técnicos como los agricultores demandan continuamente nuevos conocimientos.

En este sentido, desde su creación en 1975, la Estación Experimental Las Palmerillas está apostado por la innovación agroalimentaria y posterior transferencia al sector.

El extracto de la monografía señala que el presente material didáctico ha sido elaborado siguiendo un adecuado proceso de transferencia de tecnología en el que han participado investigadores, técnicos y formadores con el objetivo de que este manual se convierta en una herramienta útil e innovadora, para los formadores de otras zonas del arco mediterráneo que quieran aprovechar la experiencia del sureste de España para implantar estrategias de gestión integrada de plagas.

"Con este manual se pretende dar a conocer los procedimientos que han permitido que la Gestión Integrada de Plagas en invernadero que se está llevando a cabo en España en general, y en Almería en particular, sea un referente para producciones mediterráneas. En él destacan las medidas relativas a la adopción de buenas prácticas, cuyo cumplimiento es clave para minimizar el impacto del uso de fitosanitarios en el medioambiente, animales y la salud del trabajador", culmina el resumen.

El trabajo recoge que la Asociación Europea de Protección de Cultivos (ECPA, en sus siglas en inglés) ha puesto en marcha un proyecto específico en el marco de la nueva iniciativa de ECPA para desarrollar proyectos que contribuyan a una agricultura europea sostenible como respuesta a las expectativas de los consumidores. La iniciativa tiene como objetivo minimizar, aún más, la presencia de trazas de plaguicidas en los alimentos, y aumentar la confianza del consumidor en la seguridad alimentaria.

Este proyecto se lleva a cabo junto con la Fundación Cajamar, a través de la Estación Experimental 'Las Palmerillas'. Se desarrollará una formación de formadores y con ello un mejor conocimiento de los pasos para una mejor gestión de residuos que luego se compartirá con otros países.

ECPA cree que la realización de este proyecto puede ayudar a avanzar en la gestión de residuos en los alimentos frescos del área mediterránea y con ello, además, esperan trasladar a los consumidores un mensaje de que la seguridad de los alimentos que llegan a su mesa está garantizada. Para ello trabajamos cada día. En este sentido, la industria fitosanitaria en Europa se ha comprometido a ayudar a fortalecer los programas de educación, de formación y de asesoramiento, promoviendo las buenas prácticas fitosanitarias como la mejor garantía de seguridad alimentaria y sostenibilidad agraria.

El objetivo final de la iniciativa es aumentar la confianza del consumidor en la seguridad alimentaria, e incluirá cursos para formadores que extiendan las buenas prácticas en el uso de fitosanitarios.

"La agricultura española, y en particular la almeriense, ha hecho y sigue haciendo un trabajo excelente, optimizando el uso de los productos fitosanitarios. Son las Buenas Prácticas de nuestros agricultores, en la utilización de estas soluciones, las que aseguran la eficacia, seguridad y rentabilidad de su actividad", recoge el libro recién publicado por Cajamar.

El manual realiza un amplio repaso por las estructuras de invernadero, los materiales de cubierta, la ventilación, refrigeración y climatización de invernaderos, la tecnología y gestión integrada de plagas, el cultivo en suelo, el uso del agua de riego bajo plástico, la fertirrigación, el manejo de cultivos sin suelo, la gestión de los residuos y sus aplicaciones, la optimización de la aplicación de fitosanitarios en invernadero, el manejo de la resistencia a plaguicidas, el uso de sublimadores para control de oídio, el control biológico y las buenas prácticas en invernadero.

Fuente: https://www.diariodealmeria.es