Tomates y pepinos se consumirán ahora por ley

Tomates y pepinos se consumirán ahora por ley
Tomates y pepinos se consumirán ahora por ley
El tomate, el pimiento, la berenjena o la sandía criados en el campo almeriense recibieron ayer un espaldarazo en el sevillano Palacio de San Telmo: un proyecto de ley que promueve una alimentación equilibrada con el consumo de esta verdura fresca en la que Almería es la reina de Europa bajo plástico.

El Consejo de Gobierno del Gobierno autónomo aprobó ayer esta iniciativa legislativa para la Promoción de una Vida Saludable y un Alimentación Equilibrada que tratará de poner freno a la obesidad en la región y a los transtornos de comida alimentaria, con especial atención a la infancia.

Hasta ahora, desde distintivos ámbitos públicos y privados se habían puesto en práctica iniciativas esporádicas para fomentar la alimentación saludable. Pero es ahora cuando se va a regular por ley y Andalucía se convierte en pionera en promover estos hábitos con ámbito normativo. En lo que más se puede beneficiar el sector agrícola almeriense es en que la futura ley establecerá que los menús en los colegios y en los centros de la tercera edad dispongan de un porcentaje semanal de fruta y hortalizas frescas a través de abastecimiento de productos locales y regionales.

La normativa no puede obligar al consumo de hortalizas frescas, pero favorece a través de campañas de información y de promoción el consumo de este tipo de producto en el que destaca la huerta almeriense.

El proyecto sigue las recomendaciones de organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud en el sentido de implicar a la sociedad en su conjunto, sobre todo administraciones públicas, sectores empresariales y medios de comunicación.

En su elaboración han participado alrededor de 250 personas de diferentes colectivos, entre los que destacan asociaciones de pacientes, consumidores y padres y madres de centros educativos; miembros de sociedades científicas y colegios profesionales; medios de comunicación, y empresarios de los sectores afectados.

La futura ley establecerá el derecho de la población andaluza a la información, el conocimiento, la promoción, la prevención y la participación en las iniciativas de salud pública vinculadas con la alimentación equilibrada.

Para hacer efectivo este derecho, se establecen medidas como la exigencia de disponer de menús saludables y de diferentes tamaños de raciones en los establecimientos de restauración; tener alternativas de adquisición de alimentos frescos y perecederos en cantidades adaptadas a la composición de las unidades familiares; y habilitar aparcamientos de bicicletas en los lugares de trabajo con más de 50 empleados.

El texto limita la publicidad de bebidas y alimentos envasados en centros educativos y especifica que los que se vendan no podrán sobrepasar un valor energético de 200 kilocalorías

Fuente: http://www.lavozdealmeria.es