Andalucía ya supera las 36.000 hectáreas de invernadero, el 86% en la provincia de Almería

Andalucía ya supera las 36.000 hectáreas de invernadero, el 86% en la provincia de Almería
Andalucía ya supera las 36.000 hectáreas de invernadero, el 86% en la provincia de Almería
Así lo recoge el último informe cartográfico elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía sobre cultivos protegidos, que utiliza las mediciones realizadas por el satélite Sentinel-2. El total de invernaderos en Andalucía es de 36.234 hectáreas, de las que 31.034 se encuentran en la provincia de Almería, 3.087 en la de Granada, 924 en Cádiz, 789 en Málaga y 400 hectáreas en la provincia de Sevilla.

En Andalucía ya existen más de 36.000 hectáreas de invernaderos dedicadas a la producción de hortalizas, planta ornamental y flor cortada, según los datos que ha barajado Hortoinfo procedentes de la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía.

Así lo recoge el último informe cartográfico elaborado por la citada consejería de Agricultura sobre cultivos protegidos, que utiliza las mediciones realizadas por el satélite Sentinel-2, que han sido contrastadas utilizando varias fuentes y el sistema parcelario SigPac.

El total de invernaderos en Andalucía es de 36.234 hectáreas, de las que 31.034 se encuentran en la provincia de Almería, 3.087 en la de Granada, 924 en Cádiz, 789 en Málaga y 400 hectáreas en la provincia de Sevilla.

Provincias

Dentro de la provincia de Almería destaca el municipio de El Ejido con 12.647 hectáreas. Le sigue el de Níjar con 5.530, el municipio de Almería con 2.462, el de Roquetas de Mar con 1.937, Vícar 1.855, Berja 1.679, La Mojonera 1.403, Adra 1.381, Dalías con 383 y en décimo lugar el municipio de Cuevas del Almanzora con 305 hectáreas de Invernadero.

En Granada, el municipio con más invernaderos es el de Motril, con 1.134 hectáreas, seguido por Albuñol con 600 hectáreas, Lújar con 344, Gualchos con 283 y Zújar con 102 hectáreas.

En la provincia de Málaga, el municipio que cuenta con un mayor número de hectáreas de invernadero es Vélez Málaga, con un total de 377 hectáreas, seguido por Torrox con 182 y Algarobo con 93.

En Cádiz, los municipios de Sanlúcar de Barrameda y Chipiona concentran la mayor parte de los invernaderos, el 80 por ciento del total.

En cuanto a la provincia de Sevilla, destaca el municipio de Los Palacios y Villafranca que cuenta con 143 hectáreas de invernadero, el de Lebrija con 85 y el de Utrera con 37 hectáreas.

El consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado que estos estudios cartográficos realizados a partir de imágenes de satélite suponen “una interesante fuente de información para las administraciones públicas y empresas”, ya que permite la realización de “una gran cantidad de estudios en campos muy diversos como el medio ambiente, la ordenación del territorio, la logística de transporte, las infraestructuras de suministro o la ubicación de los servicios” que demanda el sector.

El primer invernadero en Almería

La historia de los invernaderos en Almería arranca en el año 1963, cuando el organismo por aquel entonces llamado Instituto Nacional de Colonización (posteriormente Instituto para la Reforma y el Desarrollo Agrario IRYDA), puso en marcha un ensayo comparativo de cultivos de hortalizas al aire libre con otros bajo abrigo plástico, dirigido por el Ingeniero Agrónomo Bernabé Aguilar, en el municipio de Roquetas de Mar, concretamente entre los núcleos poblacionales de El Parador y Roquetas.

Incluido en dicho ensayo, el colono Francisco Fuentes Sánchez, conocido como “Paco el Piloto” por manejar parcelas piloto de “Colonización” (nombre con el que se conocía popularmente al organismo estatal) construyó y cultivó el abrigo bajo plástico sobre una superficie de 100 metros cuadrados, el primer invernadero de Almería.

Rendimientos excepcionales

Los primeros cultivos objeto del ensayo fueron tomate, pimiento y pepino, con unos resultados claramente favorables al invernadero, tanto por la diferencia en el rendimiento productivo como en los precios obtenidos.

En el caso del tomate, el rendimiento al aire libre fue de 1’68 kilos por metro cuadrado, frente a los 3’58 obtenidos en el invernadero. El precio al que se vendió el tomate cultivado en invernadero fue un 157 por ciento superior al del cultivo al aire libre.

En pimiento se obtuvo un rendimiento de 0’17 kilos/m2 al aire libre, 0’78 en invernadero con un diferencial de precio del 265 por ciento a favor del invernadero.

En cuanto al pepino, el rendimiento al aire libre fue de 0’94 kilos/m2, frente a los 3’84 kilos por metro cuadrado del cultivo en invernadero. El diferencial de precio fue del 108’56 por ciento a favor de los pepinos producidos en el invernadero.

Fuente: http://www.hortoinfo.es