España domina la producción agrícola ecológica en la UE, con más de dos millones de hectáreas

España domina la producción agrícola ecológica en la UE, con más de dos millones de hectáreas
España domina la producción agrícola ecológica en la UE, con más de dos millones de hectáreas
24/11/2017.- Así lo señala el informe hecho público por Eurostat con fecha 16 de noviembre, que coloca a España en primer lugar con 2.018.802 hectáreas dedicadas a esta actividad, seguida por Italia con 1.796.333, Francia con 1.537.351, Alemania con 1.135.941 y Austria con 571.423 hectáreas. En porcentaje sobre el total de las tierras agrícolas de cada país, el que más dedica es Austria con un 21’25%, seguida por Suecia con el 18’3%, Estonia 18’2%, Italia 14’19% y la República Checa con el 14%. Señalando a los grandes productores, España dedica el 8’48% de su superficie agrícola, Alemania el 6’62%, Grecia el 6’73%, Francia el 5’29%, Portugal el 6’75% y Holanda solamente el 2’91%.

España figura a la cabeza por la superficie que dedica a la producción ecológica en la Unión Europea (UE), según el informe que ha publicado la Oficina Europea de Estadística-Eurostat con fecha 16 de noviembre relativo al año 2016, al que ha tenido acceso Hortoinfo.

El total de superficie agrícola que la UE ha dedicado a la producción ecológica ha sido de 11.931.589 hectáreas, el 6’69 por ciento de las hectáreas totales. El área total bajo cultivo orgánico continúa aumentando, existiendo potencial para un mayor crecimiento, como lo muestra la proporción de área aún en conversión.

El área orgánica total es la suma del "área en conversión" y el "área totalmente convertida". Antes de que un área se pueda considerar 'orgánica', debe someterse a un proceso de conversión, que puede se demorar de 2 a 3 años, dependiendo del cultivo.

España a la cabeza

España se coloca en primer lugar con 2.018.802 hectáreas dedicadas a esta actividad, seguida por Italia con 1.796.333, Francia con 1.537.351, Alemania con 1.135.941 y Austria con 571.423 hectáreas.

En porcentaje sobre el total de las tierras agrícolas de cada país, el que más dedica es Austria con un 21’25 % de su superficie agrícola total, seguida por Suecia con el 18’3 %, Estonia 18’2 %, Italia 14’19 % y la República Checa con el 14 %.

Los países que menor porcentaje dedican a la producción ecológica, menor al 4% de la tierra agrícola, son Malta (0,21%, 24 hectáreas), Rumania (1,67%, 226 000 hectáreas), Irlanda (1.72%, o 77 mil hectáreas), Reino Unido (2.82%, o 490 mil hectáreas), Holanda (2.91%, o 52 mil hectáreas), Bulgaria (3.2%, o 161 mil hectáreas), Luxemburgo ( 3.27%, o 4 300 hectáreas), Hungría (3.48%, o 186 mil hectáreas) y Polonia (3.72%, o 537 mil hectáreas).

Cabe reseñar que la importancia del sector orgánico es generalmente menor en las regiones con llanuras, donde prevalecen sistemas de producción más intensivos.

Señalando a los grandes productores, España dedica el 8’48 % de su superficie agrícola, Alemania el 6’62 %, Grecia el 6’73 %, Francia el 5’29 %, Portugal el 6’75 % y Holanda solamente el 2’91 % de su superficie agrícola total. Como dato curioso se puede destacar que España dedica a la producción ecológica 5’57 puntos porcentuales más que Holanda sobre el total de su superficie agrícola.

Desde el año 2012, el área dedicada a la agricultura orgánica en la UE ha crecido en casi dos millones de hectáreas. Del mismo modo, se observa una tendencia al alza en el número de productores orgánicos registrados, que llegó a 295 600 a fines de 2016.

Entre los Estados miembros, España, Italia, Francia y Alemania registraron las áreas orgánicas más grandes y el mayor número de productores orgánicos en 2016. Juntos representan más de la mitad (54%) de la superficie total de cultivos orgánicos de la UE y de los productores orgánicos en el UE.

Entre 2012 y 2016, Croacia y Bulgaria registraron un crecimiento en el área orgánica total de más del 100%. Sin embargo, cinco Estados miembros de la UE informaron una tendencia a la baja: Grecia (-25,9%), Malta (-35,1%), Polonia (-18,1%), Rumanía (-21,5%) y el Reino Unido (-16,9%). Sin embargo, en el caso de Malta, el área orgánica es pequeña y la reducción del 35% es en términos absolutos de sólo 13 hectáreas.

La agricultura orgánica combina las mejores prácticas ambientales, un alto nivel de biodiversidad, la preservación de los recursos naturales y altos estándares de producción basados ​​en sustancias y procesos naturales. Proporciona un mercado específico que responde a una demanda específica del consumidor y al mismo tiempo entrega bienes públicos en términos de protección ambiental, bienestar animal y desarrollo rural.

Tipos de cultivos

El área de producción orgánica se divide en tres tipos principales de cultivos: cultivos de tierras arables (principalmente cereales, hortalizas frescas, forraje verde y cultivos industriales), pastizales permanentes (pastos y prados) y cultivos permanentes (árboles frutales y bayas, olivares y viñedos) .

Los pastizales y los prados (utilizados principalmente para pastoreo de ganado ecológico) superaron los 5 millones de hectáreas, lo que representó el 45,1% del área total de cultivos orgánicos de la UE-28. Los cultivos herbáceos siguieron de cerca con 44.0%, mientras que los cultivos permanentes constituyeron la porción más pequeña (10.9%).

En 10 Estados miembros de la UE, los cultivos de tierras arables representaron más del 50% de la superficie ecológica, mientras que en 15 Estados miembros predominaron los pastos y las praderas (> 50% de la superficie ecológica). Los cultivos herbáceos fueron altamente predominantes en Finlandia, Dinamarca y Suecia con porcentajes de 99.0%, 83.4% y 77.9% respectivamente. Irlanda (92,0%), la República Checa (85,6%) y Eslovenia (81,5%) fueron los primeros en términos de pastos y prados.

En la mayoría de los Estados miembros de la UE, los cultivos permanentes representaron la proporción más baja de estas tres categorías principales de cultivos en el área orgánica (en 16 Estados miembros de la UE era inferior al 5% de la superficie ecológica). En 2016, los cultivos permanentes representaron entre 10% y 20% en Croacia, Grecia y Portugal, mientras que en Bulgaria, España e Italia la participación fue superior al 20%. Chipre y Malta tuvieron las mayores proporciones, con 46.1% y 62.5% respectivamente. Los olivos dominaban en estos dos países

Fuente: http://hortoinfo.es